Lindus 2011: Jornada de Puertas Abiertas

Dentro de las 2ª Jornadas de las Aves organizadas por ‘Mírame, Navarra al Natural’ se celebró una jornada de puertas abiertas para acercar al público la actividad que se viene desarrollando en Lindus en torno al seguimiento de la migración de las aves. La jornada se celebró el pasado domingo día 25 de septiembre. Este día estuvimos observando el paso de aves desde el promontorio de Trona. Las aves, en buena parte aguiluchos laguneros, cernícalos vulgares, culebreras europeas y hasta cigüeñas negras, estuvieron pasando de forma continuada y nos brindaron buenos avistamientos por acercarse bastante a nuestra posición en numerosas ocasiones.

En el lugar llegamos a reunirnos casi 60 personas, algo insólito en el lugar. La ocasión fue excelente para poder dar a conocer nuestro trabajo, explicar los fundamentos de la migración y la problemática existente con estos seres. En definitiva, una agradable jornada que sienta bases para un futuro reconocimiento y respeto por las aves migratorias. 
The 25th of September we celebrate an open day to show the public our work at the Lindus Project. We had a big succes an nearly 60 people came to watch birds at Trona, one of our observation points. Marsh Harriers, Common Kestrels, Short-toed Eagles and Black Storks were the most seen species this day.

Un corredor sahariano en la montaña

Cuando pasas muchos días y horas en un mismo lugar observando aves puedes esperar ver algo inusual. Dentro de esta posibilidad incluso se puede aventurar algunas especies de aves raras que tienen más posibilidades de aparecer tanto por la situación geográfica del lugar, la época del año, el historial local en rarezas y hasta por lo que está aconteciendo en el entorno durante una época determinada. Pero hay veces en que la sorpresa es máxima y no responde en criterio alguno a lo anteriormente comentado… y esto ocurrió el pasado día 23 de septiembre en la cima de Trona (junto al collado de Lindus, Auritz-Burguete, Navarra) durante una de nuestras jornadas de observación de la migración.
A eso de las 18:00 h. de este día los observadores allí apostados (Sara Sánchez, Gaël Foilleret y yo mismo) observamos, con total estupefacción, como un Corredor sahariano (Cursorius cursor) aparece andando, con aire curioso, a 10 metros de distancia de nuestra posición. La identificación fue inmediata, se trata de un ave inconfundible, y ello hizo que en ningún momento de la hora que duró la observación pudiéramos salir de nuestro asombro. Después de los primeros minutos de parálisis por el shock reaccionamos y fotografiamos al ave. El ave estuvo picoteando insectos de los excrementos de las vacas y en algún momento incluso echa un sueñecito. Un corto vuelo lo lleva hasta la parte trasera de la loma, donde continuó buscando alimento durante un buen rato, hasta que lo perdimos de vista fruto de alejarse andando por dicha ladera. Poco después de su desaparición hubo una fuerte tormenta con una granizada que arrojó piedra de hasta 2 cm de diámetro que, esperamos, no produjera ningún daño al ave.
Al día siguiente, entre una intensa niebla volvimos a visitar Trona, pero ya no había rastro del corredor.

En esta foto se aprecian las cejas incompletas. Esta característica y las plumas cobertoras algo vermiculadas (aspecto que no se aprecia aquí) indican que se trata de un ave inmadura.

Hay noticias de que un par de días antes se llegó a ver un ave de esta especie cerca de Trujillo (Cáceres) y alrededor de un mes antes otra en la Camargue (sur de Francia).

A Cream-coloured Cursor (Cursorius cursor) was found the 23th of September at Trona (Burguete, Navarra, Western Pyrenees). The bird was found in a mountain area, a strange place to find such a species.

Lindus 2011: Catársis migratoria

El 15 de septiembre era un día más en el ya mes y medio de seguimiento de la migración en el collado de Lindus, aunque en los primeros momentos del día no eramos capaces de imaginarnos lo que estaba por llegar.

Amanecer para un día extraordinario antes de intuir siquiera lo que ibamos a presenciar.
Viento sur moderado, nubes y claros, un día templado pero no caluroso. Desde bien temprano comienzan a pasar las aves a buen ritmo, destacando los Aguiluchos laguneros y los Cernícalos vulgares. Con el avance del día a éstos se van uniendo otras especies en número considerable como Abejeros europeos y Águilas pescadoras. Y ya a partir del mediodía hacen su aparición las Cigüeñas, mayoritariamente negras.
Con paso constante aunque no apabullante se nos fueron pasando las horas sin darnos cuenta, para llegar al final del día con una ristra casi interminable de datos que incluían cifras muy llamativas como 90 Cigüeñas negras, 33 Águilas pescadoras y más de un centenar de Aguiluchos laguneros.
 El día muere después de una actividad agotadora pero muy satisfactoria.

Los datos de las aves registradas ese día pueden consultarse es la web de Migraction.

The 15th of September we had a fantastic day at Lindus with stunning numbers of migrating birds such as 90 Black Storks, 33 Ospreys and more than hundred Marsh Harriers.

¿Pernis o Upupa?

¿Futuros ornitólogos?

El 30 de agosto, día de descanso para mi en la intensa actividad de conteo de aves migratorias en Lindus, aprovecho para pasar con mis hijos un tiempo observando el paso de cientos de Abejeros europeos, algunos de los cuáles pasaron a muy poca distancia de nosotros. Los chavales pudieron aprovechar y verlos con atención y detalle, una oportunidad poco frecuente en otros lugares y momentos del año. Resulta muy interesante disponer de estas ocasiones para observar su reacción y, a decir verdad, no perdieron atención ni detalle de las aves que pasaban y del trabajo ejercido por mis compañeros de fatigas.

Al final de la jornada de observación mi hija dibujó (de memoria) uno de esos Abejeros que en tan gran número pudimos observar. En la ilustración podemos apreciar el reconocible barrado en las plumas de vuelo de las alas, aunque no podemos evitar acordarnos de las Abubillas, a las cuáles se asemejan los trazos de mi pequeña… 🙂

Lindus 2011: Registrando el paso en su punto álgido

Los amaneceres pueden ofrecer escenas tan bellas como esta.

La segunda quincena de agosto ha traido los momentos con mayor volumen de paso migratorio en lo que va de año. Hemos disfrutado de varias jornadas en las que las aves contabilizadas han superado el millar. La mayoría han sido Abejeros europeos, que encuentra en estas fechas su momento álgido. Otras especies que pasan en números importantes son el Milano negro (ya algo menos que a principios de mes), el Aguilucho cenizo, la Cigüeña negra y la Cigüeña blanca, acompañados, en números más discretos, por Aguiluchos pálidos, Culebreras europeas, Aguilillas calzadas, Águilas pescadoras, Gavilanes comunes y Halcones peregrinos, entre otros.

Para lograr contar todas las aves visibles desde el punto de observación es necesaria una buena coordinación entre ornitólogos y voluntarios. Mediante los binoculares localizamos las aves que se acercan por los valles de Valcarlos y Urepel o superando las montañas que los flanquean. Si las aves que se acercan son varias cada una de ellas o grupos de ellas es asignada a un observador para que la siga hasta que se confirme su paso superando nuestro punto de observación.

Estas jornadas han coincidido con días calurosos y muy soleados, lo que hace duras las condiciones de observación. Aún así las mañanas suelen ser muy frescas, a menudo con nieblas, por lo que pasamos de estar bien abrigados a tratar de estar más refrigerados.

Después de la experiencia del año pasado hice bien en decidirme por llevar un asiento cómodo y una sombrilla, de esta forma las condiciones de trabajo han mejorado ostensiblemente.

Últimas horas de la tarde: hora de recoger y descansar.

¿Aún no conoces al Pajarero Urbano?

¿Te gustan las aves?
¿Te despiertas deseando ir a pajarear?
¿Te sientes insatisfecho si no tienes tu dósis regular de pajareo?
¿Aburres a tus amigos hablándoles de aves?
¿Te sueles levantar a las “estúpidas en punto” para ir a pajarear?

Con estas y otras preguntas David Lindo nos testea para comprobar nuestro grado de pajareotitis en el prólogo de su recién publicado libro.

David Lindo es el Pajarero Urbano, o como dicen los angloparlantes, The Urban Birder. David Lindo es pajarero y periodista, un comunicador y locutor inglés que está adquiriendo una gran relevancia en los últimos años divulgando todo sobre las aves ligadas a los medios urbanos. En esta era en que viajamos a los confines de nuestro planeta para observar las aves de tierras remotas nos olvidamos completamente de lo que tenemos junto a nuestros hogares, de aquello que podemos encontrarnos en un parque, en un solar sin construir o atisbar desde nuestra ventana. ¿Acaso ésta observación de aves es menos apasionante que la ejercida en los grandes viajes?

Reciéntemente David ha presentado su primer libro, titulado con su sobrenombre “The Urban Birder”, en la British Birdwatching Fair. En este libro, con estilo sencillo y cercano, nos narra cómo llegó a convertirse en The Urban Birder, desde sus primeros pasos en la observación de aves siendo un niño de 8 años, pasando por su inevitable etapa de twitcher y llegando a su actual estado en el que reivindica el pajareo cercano y sencillo. Resulta inevitable sentirse identificado con las aventuras que David vive a lo largo de su carrera porque todos los que hemos empezado en esto desde niños hemos vivido experiencias similares. A mi me ha servido para rememorar muchos capítulos de mi pasado, especialmente esos años en los que comencé a descubrir esta actividad apasionante.

Para saber más sobre David Lindo os recomiendo que visitéis su excelente página-web o su no menos entretenido blog.

I met David Lindo at the Extremadura Birdwatching Fair some months ago and again at the BirdFair last summer where he presented his first book “The Urban Birder”, a book that I highly recommend for all the birding lovers.