bigyear155

The Big Year 2013: Final nocturno

30 diciembre

Queda 1 día

Sólo queda un día para terminar el año, y con él mi Big Year 2013. Han sido muchas jornadas de campo viendo más de 300 especies de aves en un sólo año, una cifra que creo nunca había alcanzado antes. Pero ha habido una serie de especies que se me han resistido y que realmente no son demasiado difíciles de localizar… sólo la poca fortuna con ellas, y en algún caso la pereza, me han impedido dar con ellas.

Aún así el poco tiempo que resta para acabar me espolea para tratar de añadir una última especie de éstas que no son demasiado difíciles y que, a pesar de varios intentos en las pasadas semanas, no ha terminado de aparecer. Mi objetivo hoy es la lechuza común… si, aún no he dado con ella. Un buen contacto me revela que suele resultar fácil de encontrar en uno de los lugares turísticos más visitados de Navarra: el castillo de Olite, aunque me habla de citas en verano (cuenta que a veces arman tanto escándalo que interrumpen las obras representadas al aire libre durante el festival de teatro de Olite) cree que están presentes durante todo el año. En principio sería lo normal, pues estas aves una vez asentadas en un territorio suelen permanecer en él a lo largo de todo el ciclo anual. Eso sí, parece que resulta más probable su avistamiento a altas horas de la noche, cuando en el pueblo reina la tranquilidad.

Después de una sesión nocturna de cine, acompañado por Ainhoa, que ya me ha ayudado a dar con varias de las especies de mi lista, nos dirigimos a Olite. Aún no es medianoche cuando llegamos, pero el pueblo se encuentra absolutamente tranquilo y sin ruidos que alteren su paz. Aparcamos al pie del castillo y caminamos hasta la torre donde suelen verse las lechuzas… pasamos un rato allí y no vemos ni oímos nada (silencio), así que decidimos dar una vuelta por la villa medieval en un ambiente extraño, pues yo siempre había estado aquí con las calles bien concurridas de gente. Al cabo de un tiempo volvemos hacia el lugar indicado, pero antes de llegar ya oímos el reconocible reclamo de las lechuzas. Nos quedamos atentos y como encogidos por la emoción mirando hacia el cielo entre los tejados y al poco vemos pasar una sombra blanca volando…. seguida por otra: ahí están.

BigYear155

Un momento mágico…

312. Tyto alba

Nos miramos como sin poder creérnoslo. Será un ave relativamente común, pero sigo produciendo una emoción especial dar con ella y tener semejantes visiones casi oníricas o como de fantasía. Su vuelo silencioso y elegante enseguida me recuerda a los títulos de crédito de la película “Dentro del laberinto” (protagonizada por David Bowie).

BigYear156

Volvemos a casa poco después con una sonrisa dibujada en nuestras caras. El último día descansé…

 

bigyear153

The Big Year 2013: El retorno del Jedi

27 diciembre

Quedan 4 días

Seguramente os acordéis del Caballero Yeray, hablé de él en la entrada sobre mi viaje a Tarifa (véase aquí). Pues bien, me comunica que está de visita navideña por Gipuzkoa, así que planeamos una visita a Txingudi. No es que tenga pensado que pueda encontrar especies nuevas ¿o si? Posiblemente os acordéis también de cómo en noviembre traté de localizar, sin éxito, una gaviota de Delaware que estaba asentada en la bahía (véase aquí); al parecer ha vuelto a ser vista recientemente, así que sin duda alguna, éste será nuestro objetivo. Y esta vez cuento con una gran ventaja… ¡la Fuerza! perfectamente controlada por el maestro.

Sin dudarlo nos dirigimos primeramente hacia el Paseo del Butrón de Hondarribia, lugar del gusto de nuestra gaviota. Enseguida percibimos la presencia de un buen grupo de gaviotas cercanas al paseo, la mayoría concentradas junto a la salida de una alcantarilla en busca de alimento. Hay gaviotas reidoras, gaviotas cabecinegras, gaviotas sombrías, gaviotas patiamarillas y algún que otro gavión atlántico. Miramos detenidamente una por una y al poco ¡chan! … la gaviota de Delaware. Estoy convencido de que Yeray se concentró con gran atención convocando a la Fuerza para poder dar con el ave.

BigYear153

Como las reglas del maratón no dicen nada sobre si pueden utilizarse poderes sobrenaturales yo he continuado aprovechandome de esta circunstancia…

311. Larus delawarensis

Con la tarea hecha el resto de la mañana nos dedicamos a pajarear tranquilamente por el puerto de Hondarribia, el cabo Higer y Plaiaundi, pasando un muy buen rato, aunque sin hallar especies nuevas para la lista.

BigYear154

bigyear151

The Big Year 2013: Búhos somnolientos

26 diciembre

Quedan 5 días

Después de mucho tiempo (más de un año) sin pajarear con Bender Rodríguez (vease esta entrada) hoy es el día en que podemos coincidir y hacer una escapada al sur de Navarra para pasar un buen rato con los binoculares. Hace un tiempo ya me hablaron de un lugar en el que suelen verse búhos chicos en invierno, así que vamos a tratar de localizarlos, pues es una rapaz nocturna que aún no figura en mi Big Year.

Salimos temprano por la mañana, hace bastante cierzo y tememos que ello haga que los búhos se resguarden más de lo normal. Llegados al lugar indicado comenzamos a pasear prestando atención y mirando a lo alto. Es una zona con grandes pinos y la verdad es que las ramas más bajas están a una altura considerable. Finalmente, y no sin dificultad, veo un “bulto” que destaca en una de las ramas… un ¡búho chico! Y cerca hay otro, y otro, y otro… así hasta 15. Enseguida percibo que el suelo está bastante manchado de excrementos, se ve que es un lugar habitual de reunión.

310. Asio otus

BigYear151Bender nunca ha visto uno de éstos y se muestra muy excitado con el hallazgo. Con el telescopio se pueden ver todos los detalles del plumaje y aprovecho para hacer algunas fotos mediante iPhonescoping. Afortunadamente los pinos son tan grandes y robustos que apenas se mueven con el fuerte cierzo.

BigYear152El año está a punto de terminar y queda poco margen para ampliar la cifra de especies. ¿Conseguiré dar con alguna más?

 

bigyear149

The Big Year 2013: Más anátidas aragonesas

21 diciembre

Quedan 10 días

Despierto y salta la alarma de que acaban de ver un ansar chico en… ¡Ejea de los Caballeros! ¡Por donde pasé ayer! Aich… me lamento por no ocurrírseme parar allí. Lo pienso un poco, pero decido ir para allá. Binoculares, telescopio, coche, carretera…

Llego y chequeo el whatsapp y… dicen que seguramente ¡no sea un ánsar chico, sino un ánsar careto! Aich (segundo ‘aich’ del día) ¡después de venir hasta aquí! Efectivamente, se trata de un ánsar careto. Bluf.

BigYear149Por si acaso sigo mirando las aves del lugar y entonces me doy cuenta que hay unos tarros canelos, especie que no tenía.

309. Tadorna ferruginea

Por lo menos el viaje no ha sido en balde. Una pena lo del ánsar chico, pero bueno, ha habido contrapartida. En el viaje de vuelta me encuentro algunos arrozales repletos de grullas, cigüeñas, avefrías y chorlitos, con lo que me entretengo un buen rato; bonito espectáculo.

BigYear150

 

bigyear147

The Big Year 2013: Anátidas aragonesas

20 diciembre

Quedan 11 días

He sabido de un porrón bastardo y un pato havelda por tierras aragonesas, así que se tercia una excursión para dar con ellas. Son dos anátidas escasas en la Península, especialmente el pato havelda, que muy rara vez se presenta en aguas interiores.

Me acompaña David Arranz que se ha animado a buscar a estos palmípedos, así que temprano por la mañana salimos en mi coche rumbo al sur, yendo primero a la Balsa de Moncayuelo, en Cinco Villas. El día es despejado, pero con un cierzo intenso, que no da tregua y bastante frío. Los ratos que salimos del coche para otear las aguas son incómodos y desapacibles, así que procuramos darnos prisa en escudriñar el humedal. Ánades azulones, cercetas comunes, porrones europeos, porrones moñudos, ánades frisos, ánades rabudos… pero ni rastro del porrón bastardo que vieron aquí en fechas pasadas. Eso si, hay un macho de pato mandarín en el lado sur de la balsa y que entra a formar parte de mis aves bigyearanas…

307. Aix galericulata

BigYear147Después de un buen rato nos damos cuenta de que el porrón bastardo parece no estar en el lugar, así que decidimos marcharnos rumbo a Zaragoza ciudad, que es donde han visto al pato havelda. Mi amigo Javi Ferreres me ha dado las indicaciones pertinentes para llegar al lugar en cuestión. No obstante, mucho antes, al pasar cerca de Ejea, nos encontramos con una pequeña retención por unas obras en la carretera y tenemos que esperar. A nuestra izquierda hay un arrozal lleno de aves acuáticas, así que amenizamos la espera echando una mirada: avefrías, chorlitos dorados… y algunas agachadizas comunes, pero ninguna agachadiza chica, que me falta.

Finalmente llegamos a Zaragoza donde buscamos el lugar en cuestión, una especie de estanques o depósitos de agua rodeados de una urbanización de alto standing y un parque fluvial. Al principio miramos y no encontramos al pato, pero en un rato damos con él…

308. Clangula hyemalis

¿De dónde vendrá y cómo es que ha venido a parar aquí? ¿Y cómo es que ha encontrado atractivo tan desangelado lugar y se ha quedado tantas semanas? Seguro que las respuestas nos sorprenderían…

BigYear148Regresamos a Pamplona un poco cansados, pero satisfechos, aunque los objetivos del día sólo se hayan cumplido de forma parcial.