bigyear141

The Big Year 2013: Rarezas y rugby

6 diciembre

Quedan 25 días

Ayer por la tarde saltó otra alarma: collalba desértica en las dunas de Muskiz, una rareza de bastante entidad. El problema es que este lugar está a unas dos horas de mi casa, bastante apartado, en los confines de Bizkaia. Pero como dirían los antiguos escritores de la era romántica de la novela de aventuras: la Providencia  proveyó en mi favor, porque da la casualidad de que mi hijo estará jugando al rugby en Gallarta, ¡el pueblo de al lado! Así que además de disfrutar de esta rareza y sumar una nueva especie voy a cumplir con mis “obligaciones” como padre (nunca me gustó mucho esta expresión).

BigYear141Madrugo para poder acudir primero a por la collalba; no conozco el lugar y prefiero ir con tiempo por si tengo que buscar el camino. No cuesta mucho y llego bastante bien, y cuando aparco veo que hay multitud de personas con binoculares, telescopios y teleobjetivos. Muchos son colegas bien conocidos y me informan de que el pájaro aún anda por ahí y cómo encontrarlo… “Donde veas la gente con prismáticos”, así de fácil. Resulta chocante ver tantos observadores que han acudido, no sólo de Bizkaia, sino de Cantabria, Asturies, Gipuzkoa, Navarra (como yo), e incluso de más lejos. Ayuda que es sábado y mucha gente no trabaja hoy. Pero hace no tantos años, sin móviles ni internet, la información fluía mucho más lenta; para cuando sabías de una rareza habían pasado ya varios días, si no semanas o meses. Recuerdo estar sólo observando la primera gaviota rosada que se vió en la Península Ibérica y que dos días antes había sido localizada por David Calleja. Esto es absolutamente impensable hoy en día.

Cruzo el puente peatonal que da acceso a la playa y las dunas y enseguida veo a unos cuantos observadores a mi derecha. Me acerco y amablemente me indican la posición de la collalba, a unas cuantas decenas de metros de ellos. La miro, tomo unas cuantas fotos testimoniales mediante iPhonescoping y me marcho. Si, lo confieso, llegar, ver, marcarla con la cruz, y marcharme, esa actitud tantas veces criticada. Sabéis que no es la forma de pajarear que a mi más me gusta, pero esta vez se imponen otros quehaceres, debo ver un partido.

305. Oenanthe deserti

En mi breve camino de vuelta al coche voy mirando que otras aves hay por el lugar: gaviotas patiamarillas, gaviotas sombrías, cormorán moñudo, garcetas comunes… ¡ah! y gorriones, con la curiosidad de que veo un macho con bastantes plumas blancas en las alas y cola. Creo que nadie se fijó en él, pero era cuanto menos curioso.

BigYear142

Puedo entonces ir a ver el rugby de mi hijo con tranquilidad.

BigYear143

The Big Year 2013: Por el lejano oeste

29 noviembre – 3 diciembre

Quedan 28 días

Puente de diciembre y viaje rápido al oeste del Cantábrico con el fin de tratar de llegar a las 300 especies en mi lista. Aprovecho además para visitar a unos buenos amigos que hace tiempo no veo y viven en los confines de Asturies, y a quienes debo agradecer su amable hospitalidad.

29 noviembre

Después de dormir en Isla visitamos Santoña, lugar de peregrinación ornitológica para cualquier pajarero, y lugar que promete buenas posibilidades. No tengo muy claro lo que puedo hallar en el lugar, pero algo me dice que puedo encontrar alguna sorpresa. Y la verdad es que la cosa no puede empezar mejor, pues ya en la primera parada, entre ánades frisos, zarapitos reales y muchos más consigo dar con tres eideres comunes y un zampullín cuellirrojo, dos especies que hasta ahora no había visto y que no siempre son fáciles de encontrar.

295. Somateria mollissima

296. Podiceps auritus

De ahí rumbo a Cabo Ajo, lugar en el que yo nunca antes estuve. Me han informado de que es buen lugar para dar con el bisbita de Richard, pero no tengo información detallada sobre el lugar exacto y la estrategia a seguir para encontrarlo, con lo que resulta ser un fracaso. Y es que además nunca antes vi esta especie, por lo que tengo especial interés en encontrarla. Bueno, al regreso hacia Navarra se vuelve a pasr por aquí, con lo que puede haber más oportunidades, y esta vez trataré de informarme mejor.

Parada a comer en Gijón… y pregunta: ¿Habrá alguna gaviota de Delaware en el Parque de Isabel la Católica? Probemos. No, no la hay, pero si hay, entre los gansos, ocas y patos domésticos, un ¡ansar piquicorto! (del que había oído hablar ya y no me acordaba. Y además doy con tres cotorras de Kramer que vuelan chillando por los árboles más altos. Así que sumo otras dos totalmente inesperadas:

297. Anser brachyrhynchus

298. Psittacula krameri

Una vuelta por el paseo marítimo revelan algunos alcas, gaviotas sombrías, gaviones, etc, pero ninguna gaviota excepcional.

Por la noche ya en Prelo en casa de mis amigos, me informan de que cárabos y lechuzas son abundantes en su área y que a menudo cantan junto a su casa, así que crecen en mi las esperanzas de poder añadirlos ese mismo día. Pero a pesar de mi salida nocturna no oigo ni mu…

BigYear131

BigYear132

1 diciembre

Salida hacia la ría de Eo, me han hablado de un colimbo ártico y unos correlimos culiblancos. Solo una vez antes había estado en Eo, y no me acuerdo muy bien de sus características, pero si que es un lugar bastante grande. Al final la estrategia consiste en seguir la carretera de un lado y de otro tratando de parar en los lugares que tienen algo de visibilidad sobre la ría. Se ve mucho pato, limícola y hasta un águila pescadora devorando un pez, pero ninguna novedad. Rumbo a Castropol, donde he sabido que se suele ver el colimbo, puedo verlo al poco de detenerme junto a la orilla. El bicho está lejos con ganas, pero consigo estudiarlo detenidamente a pesar de sus constantes zambullidas y percibir sin margen de error sus características diagnósticas.

299. Gavia arctica 

De los correlimos culiblancos, que estaban hasta hace pocos días en una playa cercana, ni rastro. En fin… no todo va a ser un éxito rotundo.

BigYear134Esa misma noche vuelvo a salir en busca de cárabos y lechuzas, y me recibe el perro de los vecinos. Ningún estrígido. Por la mañana siguiente uno de mis amigos me cuenta que los cárabos casi no le han dejado dormir, que han estado armando bulla buena parte de la noche… yo, ni me he enterado.

BigYear133

3 diciembre

Viaje de regreso y esta vez si, con buena información sobre cómo localizar al bisbita de Richard. El día es soleado y tranquilo, así que resulta un placer el paseo. Y ahora ¡si! Al poco de iniciar el paseo suena un característico ‘chip’, y un bisbisa enorme sale volando. Aun pude dar con un par más ¡objetivo cumplido! y además llego a las 300 especies ¡con un bimbo! Ha quedado redondo…

300. Anthus richardi

Aú hay una parada más en Castro Urdiales, donde hay opciones de encontrar al correlimos oscuro. Este limícola (que debería llamarse roquícola, porque yo jamás lo vi andar por los limos) suele verse en Txingudi y Donosti, pero en los últimos años no está resultando muy fácil, y a pesar de mis intentos este otoño aún no he tenido suerte. Un largo paseo por el puerto y la playa hace que de con una gaviota argéntea de 2º invierno, y en unas pequeñas rocas repletas de gaviotas reidoras, cormoranes moñudos y vuelvepiedras entreveo un correlimos oscuro, que rápidamente se escabulle y desaparece… pero lo he visto.

301. Larus argentatus

302. Calidris maritima

Regreso plenamente satisfecho con un balance de ocho especies nuevas añadidas a la lista, más de lo que esperaba. He rebasado las 300 especies y aún quedan 28 días para acabar el año ¿a cuánto podré llegar?

BigYear135

 

Aythya híbridos en Navarra

Los pasados días 4 de febrero y 3 de abril de 2014 pude observar sendos híbridos del género Aythya en dos humedales navarros. La presencia de híbridos de anátidas en Navarra no resulta muy frecuente, quizás porque las cifras de este tipo de aves presentes en nuestra región no suelen ser demasiado elevadas, pero a nivel general hay que decir que los porrones son de las aves que más fácilmente se hibridan, por lo que las probabilidades de ver un híbrido de este género suele ser mucho más elevada.

Según Vinicombe (2014) los híbridos de Aythya más frecuentes en Europa son A. fuligula x A. ferina, A. fuligula x A. marila, A. ferina x A. nyroca y A. collaris x A. fuligula. McCarthy (2006) indica que sólo el tercero supone el 16% de las observaciones de anátidas híbridas que se producen en Europa Central Occidental.

Existe una gran variación de caracteres entre individuos híbridos de Aythya por lo que no resulta fácil saber qué aspecto puede llegar el resultado de una determinada combinación. Incluso en una misma pollada de porrones híbridos puede haber individuos que muestren caracteres marcadamente diferentes. Hay algunos que muestran caracteres de ambos progenitores, de uno sólo o de ninguno de los dos en absoluto, pareciendo una especie diferente. Es por ello que al observar un híbrido la prudencia nos aconseja acompañarlo del prefijo ‘posible’ o ‘probable’. Las hembras resulta mucho más difíciles de identificar que los machos. Ante un Aythya extraño deberíamos considerar aspectos como la forma del pico y cabeza, tamaño y estructura generales, color de ojo tipo de uña en el pico, color del dorso y flancos y banda alar. Juzgando estos aspectos podemos determinar si estamos ante una especie ‘rara’ de Aythya o se trata de un híbrido.

Laguna de Pitillas – 04/02/2014

En la mañana de este día y buscando un individuo de porrón pardo (Aythya nyroca) que se había visto en los días anteriores doy con este individuo híbrido que a todas luces parece provenir de un cruce Aythya ferina x A. nyroca. Presenta aspectos de Aythya nyroca como son una uña en el pico pequeña y en la punta, cabeza y pecho color marrón chocolate y probablemente su estructura cefálica, no tan redondeada como A. ferina. En cuanto a aspectos propios de Aythya ferina están la popa negra y el diseño corporal del plumaje, así como un tono gris-azulado claro general del pico. Existen aspectos intermedios como son el iris amarillento (o eso parece) y un dorso y flancos gris sucio más oscuro que el que suele presentar A. ferina.

IMG_4380 IMG_4381 IMG_4383 IMG_4388

Este ave cuadra bastante bien con el híbrido A. ferina x A. nyroca ilustrado en la página 35 de la Collins Bird Guide (2009).

No hay datos de que este individuo volviera a verse, pero hay que decir que en esas fechas la cantidad de Aythya ferina presentes en el lugar era de varios cientos y quizás pasara desapercibido.

Embalse de Las Cañas – 03/04/2014

El día anterior Óscar Carazo avisa de la presencia de un porrón acollarado (Aythya collaris) en este humedal, visto a última hora y sin muy buena luz. Un ejemplar macho de esta especie había sido avistado días antes (21 y 22 de marzo) por varios observadores en este mismo lugar, pero había dejado de verse en días posteriores. Creyendo que podría tratarse del mismo individuo y ya que no había podido observarla con anterioridad, la mañana del día 3 me dirigí al lugar y pude encontrar el individuo que aparece en las siguientes imágenes.

Después de un rato observándolo pude ver que no se trataba de un Aythya collaris puro, ya que presentaba un pequeño moño (no abultamiento) y una banda alar muy blanca que levantaron mis sospechas sobre un híbrido. Las malas condiciones de observación del día anterior habían hecho que su localizador lo tomara por el ave vista con anterioridad, pero comparando con las fotos que Ricardo Rodríguez pudo hacer entonces vi que éste era un ave que presentaba características diferentes.

391321

Ave fotografiada por Ricardo Rodríguez en fechas anteriores y en las que se aprecia claramente un macho puro de porrón acollarado (Aythya collaris).

391407

Ave fotografiada por Ricardo Rodríguez (ave de la derecha): Aquí se aprecia cómo la banda alar no es completamente blanca, sino que tiene una tonalidad grisácea, no tan definida como en Aythya fuligula y se va oscureciendo conforme avanza hacia el extremo del ala.

Se pueden ver más fotos de este individuo en el siguiente enlace al blog de Ricardo Rodríguez.

Este individuo en concreto mostraba un pico con una uña tipo A. fuligula, con banda subterminal blanca difusa (no definida) y sin banda blanca en la base. La cabeza es redondeada con un pequeño moño más evidente según cómo incida el viento sobre ella, y tiene una ligera tonalidad verdosa cuando recibe los rayos solares directos. Cuerpo oscuro salvo flancos, que son grisáceos claros. En un momento que agita las alas se aprecia una banda alar blanca pura en toda su extensión.

IMG_5381

Este es el ave observada por mi. Se aprecia cómo en la cabeza presenta un pequeño moño, tipo Aythya fuligula aunque no tan prolongado.

IMG_5380

IMG_5378

Aquí puede apreciarse una uña estrecha y pequeña, al estilo Aythya fuligula, y se adivina una banda alar blanca pura.

IMG_5377

El pico presenta una zona blanca subterminal con borde difuso y no tiene nada de blanco en la base del pico. La tonalidad de la cabeza es verdosa, dependiendo de cómo incidan los rayos solares sobre la misma.

En los siguientes vídeos pueden apreciarse varias de éstas características comentadas, entre otras cómo presenta una banda alar blanca pura (primer video):

En un principio supuse que podría tratarse de un híbrido de Aythya collaris x A. fuligula, pero comparando con fotografías de otros híbridos con progenitores conocidos encontré aves Aythya fuligula x A. nyroca muy similares al ave observada en el Embalse de Las Cañas por mi, por lo que es probable que mi observación corresponda a una de estas combinaciones (véase este enlace, en concreto el macho que aparece en la última tanda de fotografías). He aquí un link en el que se muestran algunas aves de este tipo que se parecen bastante al ave de Las Cañas, sobre todo el macho en el último conjunto de fotografías. Según McCarthy (2006) son híbridos bastante comunes y suponen hasta el 5% de los híbridos de anátidas observados en Europa Central Occidental.


This is a detailed description of two Aythya hybrids that I saw in Navarra in the winter-spring of 2014. The first one was found in the Pitillas Lagoon the 2014/04/02 and it’s a probable Common Pochard x Ferruginous Duck hybrid. The second one was seen in Las Cañas reservoir on 2014/03/04 and resembles to a Tufted Duck x Ferruginous Duck hybrid, but this is not entirely clear; this bird was originally confused with a Ring-necked Duck due to bad observation conditions, but a better view the next day revealed a hybrid duck. A pure Ring-necked Duck was seen some weeks before in the same place, so this fact favored the initial confusion.


Referencias:

McCarthy, E.M. (2006) Handbook of Avian Hybrids of the World. Oxford University Press.

Svensson, L., Mullarney, K. & Zetterström (2009) Collins Bird Guide. 2nd Edition. Collins.

Vinicombe, K. (2014) The Helm Guide to Bird Identification. Helm.

Agradecimientos:

A Ricardo Rodríguez por ceder sus fotografías del porrón acollarado avistado en el Embalse de Las Cañas y a Manuel García Tarrasón por algunos comentarios sobre el ave de Las Cañas.

The Big Year 2013: Buscando una americana encontré un asiático

20 noviembre

Quedan 41 días

Vuelvo una vez más a Txingudi pues me han hablado de una gaviota de Delaware que se está viendo por esta zona. Esta es una gaviota norteamericana que aparece rara vez en nuestras costas, de hecho, hasta no hace muchos años estaba considerada como ‘rareza’ en nuestro país.

Decido pasar por el puerto de Hondarribia, donde ya se ha visto en alguna ocasión, pero ciertamente hay muy pocas aves hoy aquí, y de las gaviotas sólo unas pocas decenas de gaviotas patiamarillas y un par de gaviones atlánticos son los que están presentes. Por si acaso me acerco al cabo Higer y, aunque aquí lo más probable es que no dé con la gaviota americana, si puedo ver si se mueve algo de paso de marinas que pueden acarrear alguna sorpresa… y así es, aunque no hay un paso muy fuerte la sorpresa cae con 4 colimbos chicos volando hacia el oeste, uno sólo y otros tres juntos. Puedo decir que nunca he visto tantos juntos. No obstante es una especie que ya la había detectado el pasado invierno, por lo que no la puedo sumar como nueva.

Después de 40 minutos en Higer bajo hacia Plaiaundi, donde siempre hay una buena variedad de especies. Escaneo atentamente los grupos de gaviotas, pero las especies que encuentro son las normales aquí en estas fechas: patiamarillas, sombrías, reidoras y algún gavión más. Como parece que las gaviotas no están dando sus frutos me dedico a pasear por los caminos observando los pequeños pájaros. En un área en concreto empozo a observar varios mosquiteros y, sabiendo que en las últimas fechas se están viendo algunas especies infrecuentes presto atención a cada ejemplar que sale a mi paso. En un momento dado, cuando un mirlo está llamando mi atención con su algarabía, veo que hay un pequeño mosquitero moviéndose por unos arbustos cerca de mi. Lo enfoco y entonces veo que tiene una larga ceja blanca y dos barras alares: ¡un mosquitero bilistado! Rápidamente se va moviendo entre las ramitas y unos carrizos mientras el dichoso mirlo sigue armando bulla, pero mi atención ha cambiado de objetivo. Puedo ver al mosquitero bien durante unos instantes para retener en mi mente una serie de detalles diagnósticos para su identificación, y seguidamente desaparece entre la espesura. Estoy un buen rato esperando a que aparezca de nuevo, pero sin suerte. Me tengo que marchar y eso es lo que hago, no sin antes notificar al personal del parque de mi observación.

294. Phylloscopus inornatus

BigYear129

Y así, aunque no cumplo el objetivo marcado me marcho con premio inesperado, y un premio nada malo. Queda tiempo para volver a ver si está por aquí la gaviota de Delaware.

BigYear130

The Big Year 2013: Menu de hoy – archibebe con arroz

28 octubre

Quedan 64 días

Ayer por la tarde me entero que en los arrozales de Arguedas ha aparecido un archibebe patigualdo chico, rareza y primera cita para Navarra, e inmediatamente me queda claro que no puedo dejar pasar la oportunidad de verlo. Por la noche me llama Gonxal para organizar una expedición conjunta y tratar de dar con el ave…

…y temprano, antes del amanecer estamos en el punto indicado esperando en el coche a que aclare y podamos apreciar qué aves se mueven por el arrozal. Conforme pasa el rato las luces van dejando entrever las cañas del arroz y algún ave posada en la tabla… vemos que son agachadizas comunes. Y poco después comenzamos a tener ya una visibilidad aceptable, lo suficiente como para identificar aves con garantías. Junto a las agachadizas se mueven algunos andarríos grandes y, pocos minutos después damos con el archibebe patigualdo chico (¡que es bimbo para los dos!). Pero son instantes muy escasos los que vemos el pájaro… y además retorcidos en nuestros asientos dentro del coche, porque está en dirección hacia la parte trasera del mismo y nosotros no queremos salir del mismo para no espantarlo. Después de que Gonxal hiciera unas fotos testimoniales, aunque suficientes como para reconocer al ave en cuestión, giramos el coche para obtener una mejor -o por lo menos más cómoda- visión . Pero nada. Nos fuimos y volvimos más tarde, pero nada… así que tuvimos que conformarnos con lo que vimos a primera hora.

291. Tringa flavipes

Así es como vimos al archibebe en cuestión, retorciéndonos dentro del coche.

Así es como vimos al archibebe en cuestión, retorciéndonos dentro del coche.

Ahí no acabó el día, pues durante nuestra estancia en los arrozales recibimos la noticia de que un águila moteada o pomerana (no está claro qué especie es) ha sido avistada dos días atrás cerca de Pamplona. ¡Otra rareza! ¿Por qué no intentarlo? Así que arrancamos hacia el lugar, una hora de viaje de vuelta, para tratar de dar con esta rapaz. Llegados al lugar decidimos prospectar la zona con cuidado cuando, por el grupo de whatsapp, Jesús Mari anuncia que acaba de ver al ave en cuestión (o por lo menos un ave de características similares) cerca de la Sierra del Perdón, no muy lejos de dónde estamos… indicándonos también la dirección hacia que finalmente a volado. Rápidamente nos encaminamos a dicho lugar y unos 15 minutos después ya estamos allí. Miramos, escaneamos el cielo, rastreamos con cuidado una y otra vez desde un punto elevado con muy buena visibilidad: buitres, cornejas, urracas… ni rastro del águila. Hubiera sido la guinda del pastel…

BigYear124

The Big Year 2013: Gansos en Pitillas

21 octubre

Quedan 72 días

Ayer noche me entero que unos pajareros riojanos han detectado en Pitillas un ánsar campestre, uno de esos gansos raros que aparecen muy de vez en cuando, así que de par de mañana me encamino hacia dicho humeral con la intención de dar con él. No resulta fácil pues la laguna es bastante grande y está llena de anátidas y otras aves: ánsares comunes, ánades frisos, ánades azulones, cercetas comunes, porrones europeos y un largo etc. Veo un ganso dormido que podría ser el mismo al que busco, permanece inmóvil nadando en medio de la laguna… lo miro lo miro y lo miro, pero no se mueve. Parece ligeramente menor que el ánsar común que está a su lado, así que cuadra con el ganso que busco, pero no se mueve. Así que decido mirar hacia otro lado para ver qué más hay, nunca se sabe dónde puede haber algo interesante. Y así es, aparecen unas barnaclas canadienses. Sabía que se habían visto por aquí hace algunas semanas… y son nuevas para mi BY.

288. Branta canadensis

Continúo mirando y finalmente veo que el ganso que presumía como campestre se mueve y… ¡es un ánsar común! Toca seguir buscando… Recorro la laguna y voy parando en varios puntos de observación para ver si doy con él. No resulta fácil, y cuando ya después de más de dos horas buscando voy a retirarme, ¡ahí lo veo! Un poco lejos, pero a distancia adecuada como para hacer unas fotos por iPhonescoping en las que pueda identificarse el ave.

289.  Anser fabalis

El ansar campestre en cuestión.

El ansar campestre en cuestión.

Costó, pero finalmente ahí estaba. Luego resultó que se quedó meses y meses… Y lo más importante, ahora si me parece más factible alcanzar las 300 especies: sólo son 15 especies las que faltan y quedan más de dos meses, aunque no será fácil.

BigYear120

The Big Year 2013: Un visitante del Oeste

8 octubre

Quedan 84 días

Durante el fin de semana he sabido de la presencia de un correlimos pectoral en el Embalse de Las Cañas, en Viana. Esta especie procede del otro lado del charco y, aunque es una de las rarezas más frecuentes en la Península Ibérica, es probable que no vuelva a tener oportunidades para dar con ella. Así pues me preparo y me dirijo al mencionado embalse con el fin de dar con este limícola y sumarlo a la lista. No puedo dedicar mucho tiempo, pues ando muy ocupado, así que la intención es que sea una visita relámpago…

Una vez allí constato que hace más viento de lo deseado, factor que puede molestar durante la observación, pero busco un poco de parapeto para poder hacer una prospección con cierta comodidad. Refugiado detrás de un arbusto que frena el aire escaneo las orillas del embalse, las cuáles están repletas de anátidas y algunos otros limícolas como agachadizas comunes, avefrías, chorlitejos grandes, correlimos comunes y un correlimos menudo. A primera vista no veo a mi objetivo ¿se habrá marchado? Insisto. Y ahí, a la tercera pasada por fin doy con él. Está alimentándose en la orilla noroeste junto a los correlimos comunes, pero están tan lejos que incluso con el telescopio cuesta distinguirlo. En un momento que el sol ilumina al ave consigo ver bien su característica silueta y el pecho marcado.

286. Calidris melanotos

BigYear116No tengo tiempo para mucho más, así que una vez confirmado y twitteado me retiro para continuar con otros menesteres.

BigYear117

The Big Year 2013: Un visitante del Este

6 octubre

Quedan 87 días

Hoy se celebra El Día de las Aves en multitud de lugares. Mis compañeros de Itsas Enara Ornitologi Elkartea han organizado varios actos en el Parque Ecológico de Plaiaundi, y aprovechando que hace muy buen día me acerco para echar una mano y acompañarles. Varios miembros de la organización se han apostado en lugares estratégicos del parque para mostrar al público visitante esas aves que a veces pasan desapercibidas para ojos no entrenados en esto de avistar pájaros. Cuando llego, a media mañana ya me los encuentro bien metidos en el ajo, y da gusto ver que hay un buen número de visitantes aprovechando la ocasión para acercarse a este mundillo emplumado.

Estamos en plena migración y las marismas se muestran muy animadas, la lista de especies observadas ese día es larga e interesante, pero destaca especialmente la presencia de una garza imperial joven que está descansando sobre las ramas de un árbol, bien a la vista, y la de dos águilas pescadoras, que son las que más atención suscitan por parte de los asistentes. Sin embargo hay otras aves más pequeñas que pasan más desapercibidas y que tienen tanto o más mérito en términos migratorios como sus parientes mayores: los paseriformes. En la zona hay un buen número de petirrojos, que reclaman con su pic metálico por doquier. Veo también algún papamoscas gris y carricero común. Y cuando ya iba a dar por terminado mi paseo me fijo en otro pequeño pájaro… se trata de un papamoscas del género Ficedula hembra o joven, pero… tiene la peculiaridad de que la mancha de la base de sus primarias ¡alcanza el borde del ala! Esto puede significar que me encuentro ante una nueva especie para mi: ¡un papamoscas acollarado! Reviso cuidadosamente otros caracteres que me van confirmando la especie.

285. Ficedula albicollis

BigYear114

El iPhonescoping a pulso es lo que tiene…

Enseguida aviso a mis compañeros para que vengan a verlo y al rato estamos cinco personas observándolo. Desafortunadamente no tenemos una cámara con teleobjetivo a mano ¡nadie entre cinco! Procuro hacer alguna foto mediante el iPhonescoping, pero el pájaro estaba nervioso y no para quieto más de unos pocos segundos en cada ramita.

BigYear115Satisfechos nos vamos a la tradicional comida al aire libre y lo celebramos con buenas viandas y bebidas salpicadas con una lluvia de hilarantes anécdotas a cargo de Héctor y Jonás.

IMG_1134

Héctor toma pose para relatar nosequé anécdota pajarera con gran regocijo del respetable durante el postre de la comida de Itsas Enara Ornitologi Elkartea del Día de las Aves.

The Big Year 2013: A golpe de mollete

20-23 septiembre

Quedan 99 días

Gracias a la hospitalidad de mis colegas Yeray y Javi me dispongo a pasar unos días con base en Tarifa y en los que espero dar un empujón a mi lista. Estamos en plena temporada alta migratoria en el Estrecho y la situación es propicia en todos los sentidos.

BigYear106

Para estos días me encomendé a los poderes y la magia del Caballero Yeray y Javi Potter para encontrar esas especies que aún me faltaban por ver… ¡y vaya que si funcionó la cosa! Eso si, aún estoy un poco molesto con Javi porque no me quiso enseñar ese búho nival y por eso finalmente no pude sumar este ‘mega’ a mi lista.

El día 20 visitamos la playa de Los Lances, lugar de reposo habitual para muchas aves marinas y acuáticas ¡cuando los kite-surfers no están incordiando saltándose la normativa! Vamos temprano para evitar este problema, lamentablemente muy habitual en el lugar, y vemos cómo además de un flamenco solitario, hay varias gaviotas de Audouin, gaviotas patiamarillas, charranes patinegros, chorlitejos patinegros, correlimos comunes, correlimos tridáctilos, etc… y uno que me interesaba a mi: ostrero euroasiático, que se convierte en el primero en sumarse a la lista.

269. Haematopus ostralegus

Después pasamos la mañana en el observatorio de Cazalla, que está bastante animado pues nos juntamos no menos de 30 observadores, e incluso me encuentro con conocidos que no tenía noticia que estuvieran por la zona. Aquí estamos unas cuantas horas en las que se detecta paso de cigüeñas negras, culebreras europeas, águilas calzadas, gavilanes y muchos otros. El paso no es muy pronunciado, pero incluso en los días “malos” de este lugar el paso es notable. Por la zona también vuelan bastantes buitres leonados y entre ellos descubrimos ¡un buitre moteado! No es la única sorpresa del día, pues más tarde pudimos ver, un poco lejos, eso sí, un vencejo cafre volando nervioso.

270. Gyps rueppellii

271. Apus caffer

BigYear107

El observatorio de Cazalla

El día 21 marchamos en pequeña expedición hacia la costa norte de Cádiz, donde visitamos Bonanza y Chipiona entre otros lugares.  Las salinas de Bonanza muestran un aspecto envidiable con miles de aves alimentándose y volando de un lado para otro. Hay buenos grupos de flamencos, espátulas, moritos y numerosos limícolas. En un momento en que estuvimos disfrutando de los lances de pesca de un águila pescadora pudimos detectar algunas terreras marismeñas volando cerca, y entre los limícolas pude sumar al correlimos gordo, del cual había unas cuantas decenas.

272. Calandrella rufescens

273. Calidris canutus

Esa mañana, pero en otra zona cercana, aún añadimos un grupito de cercetas pardillas, otra especie muy poco vista por mi… de hecho esta era la segunda vez en mi vida que daba con ella…

274. Marmaronetta angustirostris

Marchamos del lugar para añadir otra especie segura en el puerto de Chipiona: el vencejo moro, que como muchos sabéis tiene una pequeña colonia de cría en las tejavanas de la lonja.

275. Apus affinis

Celebramos el día con una buena paella y algo de cerveza (salvo para el conductor, me temo). Pero aún intentamos detectar a un charrán de pico anaranjado (¿charrán bengalí o elegante?) que, según noticias recibidas, había sido visto el día anterior muy cerca de allí… no hubo ya más suerte ese día.

El día 22 fue día para visitar La Janda y zonas limítrofes. Vemos los ibis eremitas, pero parece ser que éstos no contaban para el Big Year según las normas establecidas. Puedo añadir, eso sí, al faisán, que se pasea por bastantes sitios de la zona.

276. Phasianus colchicus

Aún intento detectar a los bulbules naranjeros que este año han criado en Tarifa, pero sin éxito, una pena ¿Se habrán marchado ya? Parece que unos días después de mi marcha se volvieron a ver, así que la respuesta a mi pregunta es “no”.

Añadiré que esta intensa actividad fue posible gracias a los molletes y a los “policías locales”, que para quienes sean de Tarifa les resultará familiar.

BigYear108

El vencejo cafre ha sido la especie elegida ya que se me escapó en mayo en Monfragüe y, además, es ‘bimbo’ ¿o debería decir ‘mollete’?

The Big Year 2013: Tres chorlitos

28 agosto
Quedan 125 días

Por la mañana me dirijo al Prat de Cabanes por ver si consigo encontrar alguna canastera… temo que ya sea tarde y que ya se hayan marchado de la zona, de hecho hace dos días en el Delta no pude dar con ellas.
Garzas, garcetas, patos, zampullines, somormujos… pero ni rastro de canasteras. En un momento dado oigo unos extraños sonidos entre unos juncos y carrizos cerrados, un rincón ideal para que se esconda una polluela… pero en el momento no recuerdo qué sonidos hacen las diferentes especies de polluela. ¡Gran idea! Consultemos en internet… esto de los smartphones realmente pueden ser útiles en determinados momentos. Encuentro una web con abundantes ejemplos de cantos de polluelas y otros rálidos, y tras escuchar atentamente a varios de ellos me doy cuenta de que el sonido no corresponde a ningún rálido (al final creo que era algún tipo de anfibio, pero no lo sé, es de esos momentos en los que te sientes ridículamente ignorante). De repente llega un SMS de mi amigo Jordi Martí diciendo: “2 try sub ads y … 1 fulva ad en la hierba!” E inmediatamente pienso “No puedo dejar escapar semejante oportunidad”. Así que al rato ya estoy movilizando todo para volver al Delta, incluido hijos, que ante el tiempo que se anuncia no parecen motivados ni para la playa ni para la piscina.
A la hora o más llegamos al lugar clave y enseguida detectamos a los correlimos canelos que vimos el otro día y al chorlito dorado del Pacífico… y de nuevo grito entredientes: “¡Bimbo!”

261. Pluvialis fulva

Además pudimos encontrar otro chorlito, no dorado del Pacífico, sino dorado común, con lo que añado una especie más:

262. Pluvialis apricaria

Y de repente ocurrió aquello que Astérix y toda su aldea siempre temían tanto: el cielo cayó sobre nuestras cabezas. Una lluvia torrencial caía del cielo más negro que jamás haya visto en pleno día. Salimos huyendo de allí, tratando de parar en algún otro lugar y aprovechar así un viaje en el que los niños estaban soportando con paciencia de santos. Y entonces recibo llamada de Jordi diciéndome que ha llegado al lugar del chorlito y además del ave en cuestión han detectado también un chorlito carambolo ¡Media vuelta!
Volvemos al lugar donde están Jordi y Sergi Sales (lo siento Sergi, pero no me salía tu caricatura), que amablemente nos enseñan el ave de nuestro interés:

263. Charadrius morinellus

BigYear099

El trío de chorlitos

Y que además me dicen que también han visto ¡canasteras! Al ratito nos dirigimos a otro campo y vemos que hay numerosas aves comiendo en el césped como locas: moritos, correlimos comunes, correlimos tridáctilos, correlimos menudos, andarríos grandes, andarríos bastardos, archibebes oscuros, archibebes claros, combatientes, zarapitos trinadores, avefrías y … canasteras y un ¡correlimos de Temminck!

264. Glareola pratincola

265. Calidris temminckii

IMG_0589

Aspecto de los campos de césped, con buenas cantidades de moritos y muchas otras especies.

BigYear098

Creo que en este blog llevo ya muchos dibujos de aves bajo la lluvia ¿no os parece?

Marchamos al de un rato (no podía tener a mis niños aguantando más tiempo, aunque ellos también disfrutaron del momento) bastante contentos, sumando cinco más y, una de ellas, un bimbo de lo más especial.
Sin embargo cuando llegamos a Alcossebre nos enteramos que también habían visto un estornino rosado y, si mal no recuerdo, al día siguiente también una lavandera cetrina. Me acusaréis de tener poca pasión por el pajareo, pero ya no tuve energías para volver… puf.

BigYear100El chorlito dorado del Pacífico se lleva el título de ‘pájaro del día’ con la canastera común, el chorlito carambolo y el correlimos de Temminck, que son muy molones, pero es que el primero era una cuarta cita para España, y esto no sucede todos los días. Por cierto que este chorlito en cuestión ha permanecido durante varios meses en el lugar, parece que le gustó esta puntita del Delta.