The Big Year 2013: Por el lejano oeste

29 noviembre – 3 diciembre

Quedan 28 días

Puente de diciembre y viaje rápido al oeste del Cantábrico con el fin de tratar de llegar a las 300 especies en mi lista. Aprovecho además para visitar a unos buenos amigos que hace tiempo no veo y viven en los confines de Asturies, y a quienes debo agradecer su amable hospitalidad.

29 noviembre

Después de dormir en Isla visitamos Santoña, lugar de peregrinación ornitológica para cualquier pajarero, y lugar que promete buenas posibilidades. No tengo muy claro lo que puedo hallar en el lugar, pero algo me dice que puedo encontrar alguna sorpresa. Y la verdad es que la cosa no puede empezar mejor, pues ya en la primera parada, entre ánades frisos, zarapitos reales y muchos más consigo dar con tres eideres comunes y un zampullín cuellirrojo, dos especies que hasta ahora no había visto y que no siempre son fáciles de encontrar.

295. Somateria mollissima

296. Podiceps auritus

De ahí rumbo a Cabo Ajo, lugar en el que yo nunca antes estuve. Me han informado de que es buen lugar para dar con el bisbita de Richard, pero no tengo información detallada sobre el lugar exacto y la estrategia a seguir para encontrarlo, con lo que resulta ser un fracaso. Y es que además nunca antes vi esta especie, por lo que tengo especial interés en encontrarla. Bueno, al regreso hacia Navarra se vuelve a pasr por aquí, con lo que puede haber más oportunidades, y esta vez trataré de informarme mejor.

Parada a comer en Gijón… y pregunta: ¿Habrá alguna gaviota de Delaware en el Parque de Isabel la Católica? Probemos. No, no la hay, pero si hay, entre los gansos, ocas y patos domésticos, un ¡ansar piquicorto! (del que había oído hablar ya y no me acordaba. Y además doy con tres cotorras de Kramer que vuelan chillando por los árboles más altos. Así que sumo otras dos totalmente inesperadas:

297. Anser brachyrhynchus

298. Psittacula krameri

Una vuelta por el paseo marítimo revelan algunos alcas, gaviotas sombrías, gaviones, etc, pero ninguna gaviota excepcional.

Por la noche ya en Prelo en casa de mis amigos, me informan de que cárabos y lechuzas son abundantes en su área y que a menudo cantan junto a su casa, así que crecen en mi las esperanzas de poder añadirlos ese mismo día. Pero a pesar de mi salida nocturna no oigo ni mu…

BigYear131

BigYear132

1 diciembre

Salida hacia la ría de Eo, me han hablado de un colimbo ártico y unos correlimos culiblancos. Solo una vez antes había estado en Eo, y no me acuerdo muy bien de sus características, pero si que es un lugar bastante grande. Al final la estrategia consiste en seguir la carretera de un lado y de otro tratando de parar en los lugares que tienen algo de visibilidad sobre la ría. Se ve mucho pato, limícola y hasta un águila pescadora devorando un pez, pero ninguna novedad. Rumbo a Castropol, donde he sabido que se suele ver el colimbo, puedo verlo al poco de detenerme junto a la orilla. El bicho está lejos con ganas, pero consigo estudiarlo detenidamente a pesar de sus constantes zambullidas y percibir sin margen de error sus características diagnósticas.

299. Gavia arctica 

De los correlimos culiblancos, que estaban hasta hace pocos días en una playa cercana, ni rastro. En fin… no todo va a ser un éxito rotundo.

BigYear134Esa misma noche vuelvo a salir en busca de cárabos y lechuzas, y me recibe el perro de los vecinos. Ningún estrígido. Por la mañana siguiente uno de mis amigos me cuenta que los cárabos casi no le han dejado dormir, que han estado armando bulla buena parte de la noche… yo, ni me he enterado.

BigYear133

3 diciembre

Viaje de regreso y esta vez si, con buena información sobre cómo localizar al bisbita de Richard. El día es soleado y tranquilo, así que resulta un placer el paseo. Y ahora ¡si! Al poco de iniciar el paseo suena un característico ‘chip’, y un bisbisa enorme sale volando. Aun pude dar con un par más ¡objetivo cumplido! y además llego a las 300 especies ¡con un bimbo! Ha quedado redondo…

300. Anthus richardi

Aú hay una parada más en Castro Urdiales, donde hay opciones de encontrar al correlimos oscuro. Este limícola (que debería llamarse roquícola, porque yo jamás lo vi andar por los limos) suele verse en Txingudi y Donosti, pero en los últimos años no está resultando muy fácil, y a pesar de mis intentos este otoño aún no he tenido suerte. Un largo paseo por el puerto y la playa hace que de con una gaviota argéntea de 2º invierno, y en unas pequeñas rocas repletas de gaviotas reidoras, cormoranes moñudos y vuelvepiedras entreveo un correlimos oscuro, que rápidamente se escabulle y desaparece… pero lo he visto.

301. Larus argentatus

302. Calidris maritima

Regreso plenamente satisfecho con un balance de ocho especies nuevas añadidas a la lista, más de lo que esperaba. He rebasado las 300 especies y aún quedan 28 días para acabar el año ¿a cuánto podré llegar?

BigYear135

 

3 replies
  1. David perez rodriguez
    David perez rodriguez says:

    Preciosa la richardi, otra que me trae recuerdos de mis escapadas al norte, buscándolas por cabo de ajo con mis compañeros habituales en esas escapadas.. Oscar Carazo, Jesus Diez, Antonio Acedo.. guiados por Javier Portillo.

    Responder
    • gorkagorospe
      gorkagorospe says:

      Gracias por tus comentarios David… a mi ésta también me hizo especial ilusión… como ya he comentado nunca antes la había visto, aunque bien es verdad que nunca había ido ‘a por ella’.

      Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] Algunas de las que faltan son nocturnas (veas capítulo “Por el lejano oeste”) y esto es debido a que soy un ser eminentemente diurno y salir de noche al campo me cuesta un mundo. Pero hoy hago un esfuerzo a ver si encuentro al cárabo y a la lechuza que se me escaparon en Asturias. […]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *