Repasando los pájaros de Orgi

En la pasada primavera me acerqué a mi antiguo lugar de trabajo, el Área Natural Recreativa del Bosque de Orgi, en el Valle de Ultzama, para compartir con varios de mis ex-compañeros/as unas horas de observación de aves en uno de los robledales atlánticos mejor conservados de la Península Ibérica. Temperatura fresca, humedad y una atmósfera saturada de piares, silbidos y melodiosos cantos son el escenario; nosotros un grupo de 8 personas atentas a las sorpresas que nos depara cada rincón del bosque.

Fueron muchas dichas sorpresas, pero podemos destacar dos que se presentaron, la primera al comienzo de nuestro paseo, y la segunda casi al final. 
La primera se trataba del primer vuelo de una pollada completa de Herrerillos comunes, a los que vimos cómo uno de los progenitores instigaba desde el exterior, oruga en pico, para que salieran y volaran hasta la rama en la que los esperaba. Uno a uno fueron saliendo como a presión por el pequeño agujerito de la caja-nido, un total de hasta siete pajarillos. Su primer contacto con el mundo exterior… y nosotros testigos de tan importante acontecimiento en sus vidas. 

La segunda fue el descubrimiento de un nido de Zampullín chico en la charca de Tomaszelaieta, lugar en el que nunca antes había criado esta especie. Los puntos de cría más próximos que se conocían eran la balsa de Muskildigorri (en Auza) y una de las charcas del Pitch ‘n’ Put de Lizaso, todas ellas fuera del bosque. Así pues constatamos la aparición de una nueva especie reproductora en Orgi.
Mi agradecimiento a Oswaldo Merchor por las fotografías que amablemente me ha cedido.

A morning birdwatching at the Orgi Oakwood with my old colleagues refreshing knowledge about the forest birds of this beautiful patch in Northern Navarre.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *