Swarovski BTX: visión binocular de gran alcance

Swarovski Optik lleva ya varios años innovando en lo que a óptica de campo se refiere con diseños y conceptos revolucionarios. Hace poco ha presentado un módulo que permite obtener una visión binocular en su línea de telescopios más reciente. Esta presentación, a la que pude acudir, tuvo lugar en Badajoz unas semanas atrás.

IMG_6059

Almudena manejando con el BTX con tubo de 95 mm montado sobre la rótula PTH

Para quienes pasamos mucho tiempo observando a través de un telescopio la posibilidad de poder hacerlo de forma binocular resulta muy interesante ya que, para empezar, la visión es más cómoda y relajada, sin necesidad de tener que estar cerrando un ojo durante largo tiempo. La visión binocular permite también una mejor imagen ya que ambos ojos se compensan (sobre todo en el caso de que tengamos más dioptrías en uno que en el otro).

Para ello Swarovski ha creado un módulo con dos oculares que se une a los tubos de telescopio que ya tiene en el mercado desde hace unos años. Este módulo es acodado, por lo que la postura para observar es con la cabeza inclinada hacia abajo; un apoyo para la frente permite que descansemos la cabeza sobre este módulo de manera que nuestro cuello no se canse (este apoyo puede retirarse para quien no quiera utilizarlo). La focal, que es fija, alcanza los 30x en el caso de combinarse con los tubos de 65 y 85 mm y hasta 35x con el de 95 mm. Un anillo extensor de 1,7x (que se intercala entre ambos módulos, como en una cámara de fotos) amplía los aumentos hasta los 50x en los primeros y 60x en el tercero; pueden añadirse hasta dos anillos alcanzándose la friolera de los 120x en el 95mm, algo nunca visto para un telescopio de los que utilizamos nosotros (estos anillos también pueden utilizarse con los módulos monoculares).

Como el peso del conjunto aumenta respecto a las anteriores versiones (ATX, STX) Swarovski ha desarrollado un nuevo cabezal de trípode (llamado PTH) mucho más estable y funcional que los clásicos. Una base patín para acoplarlo al trípode permite también jugar con las posibilidades posicionales y aumentar así la comodidad… con todo esto, la novedad no está sólo en el módulo de visión binocular, sino en todo un nuevo concepto de observación que tiende hacia la comodidad.

IMG_6061

IMG_6071

Y aunque todo suena estupendamente (¡que lo es!) hay una serie de cuestiones a tener en cuenta:

  • Montado se trata de un aparato que pesa bastante, por lo que no resulta apto para ir de un lado para otro (al menos no grandes distancias, depende de las ganas que tenga cada uno de cargar con un peso así: 2 kg 195 gr combinado con el 65 mm y 2 kg 760 gr con el 95 mm).
  • NO tiene zoom, por lo que no podemos jugar con él para “acercarnos” y ver detalles. Quizás este sea el mayor ‘handicap’ para quienes realizamos observación de aves, sobre todo si es de forma profesional. La solución de los anillos de extensión resulta poco útil para una observación ágil y dinámica pues hay que desmontar el aparato para acoplarlos y ya sabemos que las aves no esperan a que estemos listos, pero funcionan perfectamente para una observación fija.
  • Forzando al máximo con los anillos de extensión (a 120x) ya se aprecia cierta distorsión, sobre todo mirando en figuras recortadas contra el cielo, y los efectos de la reverberación del aire se magnifican, con lo que en malas condiciones el efecto puede ser el contrario al deseado. Los anillos son útiles en determinadas condiciones y casos.
  • El precio no está al alcance de todos los bolsillos (el módulo se vende a algo más de 2.350 euros).

Para quienes estamos acostumbrados a los telescopios monoculares cuesta un poco acostumbrarse: realmente hubiera necesitado de varios días de observación con este aparato para saber si prefiero el telescopio clásico o éste con visión binocular; probablemente la conclusión sería que prefiero uno para ciertas circunstancias y el otro para otras. Así y todo se trata de un aparato magnífico con una calidad de imagen envidiable. Si que creo que puede resultar útil en casos como los de vigilancia de un nido (por ejemplo), ciertos censos (humedales, estepas, etc) o en el caso de artistas que dibujan aves y otra fauna (aunque falte el zoom).

IMG_6064

Adolfo (de Naturaleza del Sur) al frente de parte del grupo y haciéndonos disfrutar de las maravillas de la Sierra de Hornachos.

Quiero también agradecer la invitación por parte de Swarovski Optik para asistir a esta presentación que estuvo magníficamente organizada por la gente de Naturaleza del Sur (Adolfo, Almudena, Fernando). Pudimos conocer mejor la historia y callejuelas de Zafra, la Sierra de Hornachos, los embalses de Alange y Arroyoconejo… bellos lugares donde pusimos a prueba el BTX y otros aparatos de Swarovski Optik. Nunca antes había estado por estas tierras y la breve estancia despertó mi curiosidad por ellas y a buen seguro trataré de volver próximamente: en el poco tiempo que tuvimos pudimos observar avutardas, águila perdicera, rabilargos, gorrión moruno, golondrina daúrica, collalba negra, pagaza piconegra, aguilucho cenizo y muchas otras aves de esas que alegran el día cuando se dejan ver. El ambiente fue excelente entre los asistentes (muchos ya viejos compañeros y colegas de esto de pajarear) y la acogida fue increíble.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>