The Big Year 2013: Quitándome una espina

15 enero
Quedan 350 días

Nieva, y nieva mucho; es lo que veo cuando me levanto por la mañana y pienso: ¡Hoy es el día!

Años atrás ayudé a una persona (a quien mencionaremos aquí discretamente como Rodríguez) a ver un treparriscos, precioso pájaro que deseaba observar con gran avidez. Me llegaron noticias de su presencia en la foz de Lumbier y, como sabía que estaba muy cerquita del lugar, le llamé y se lo dije. Fue afortunada y nada más llegar a la foz dió con el pájaro, hecho del cuál me alegro sobremanera. Yo llegué media hora más tarde y ya no hubo manera de verlo… ¡hasta hoy! Si señoras y señores, este es uno de los secretos mejor guardados, más que la fórmula de la Coca Cola: yo nunca había visto un treparriscos en Navarra, con lo cuál inmediatamente fui mofa de Rodríguez (la única persona que sabía de este secreto, por circunstancias evidentes).

He llegado a ver treparriscos en lugares bastante típicos, como Ordesa, y en otros bastante inverosímiles, como el cabo Higer, en la costa guipuzcoana, o incluso en una torre del castillo de Neuschwanstein, en Alemania… si, ese castillo de sale en los puzzles de 1000, 2000 y 5000 piezas. Así que mi frustración con este pájaro en Navarra era considerable. Cada vez que se daban condiciones favorables visitaba Etxauri, Mintxate, Lumbier y otros renombrados roquedos navarros con la esperanza de dar con él. Cuando me planteé participar en The Big Year me dije que de este año no pasaba, así que un día como el de hoy estaba señalado: nevadas, aguanieve, frío. Preparativos y fuera…

Camino de Lumbier me doy cuenta de que las condiciones meteorlógicas son aún peores de lo que parecían desde Pamplona: viento moderadamente fuerte y aguanieve intenso sin pausa y me digo: “¡Pero a dónde vas!” Aparco el coche y me encamino hacia la foz bien abrigado y con paraguas. El camino está inundado con 10 cm. de nieve semiderretida y abundantes charcos, así que mi calzado (que no era el más adecuado) no tarda en sufrir inundaciones. La foz tiene un aspecto desangelado y apenas se ve algún que otro buitre valiente volando de un risco a otro. Después de caminar unos cientos de metros por su interior me doy cuenta de que hoy no hay condiciones adecuadas para hacer nada en este lugar, así que me doy media vuelta, Pero hete aquí que uno metros después noto que algo se mueve en una hoquedad de la pared; temiendo que pueda ser un colirrojo tizón alzo los binoculares (sin perder aún toda mi esperanza) y ¡ahí está! Un bonito treparriscos. La espina clavada sale sin dolor y Rodríguez recibió LA LLAMADA: “Ya era hora, Gorospe”.
N qué decir que no hubo nada más que añadir en este lugar, una vez cumplida la misión lo abandoné rápidamente dejándo a las chovas piquirrojas haciendo cabriolas en el aire.

103. Tichodroma muraria

Rodríguez se mofa de Gorospe.

Aún tuve energías para pasar por la depuradora de aguas de Sangüesa, por si algún ser alado se había refugiado en dicho lugar. Poca cosa, pero se añade una especie al elenco de mis listas:

104. Tringa ochropus

Y aún me fui hasta la Laguna de Dos Reinos donde añadí…

105. Anas acuta
106. Cisticola juncidis 

Birdwatching in the rain.

Pero lo desapacible del día aconsejó una huída. En el camino de vuelta a casa aún me detuve un instante en la Laguna de Pitillas, pero de igual manera abandoné el lugar rápidamente, no se podía estar y las posibilidades de poder ver aves en esas condiciones eran realmente escasas. Habrá más ocasiones…

Sin duda alguna el treparriscos se convierte en el pájaro del día por méritos obvios e indiscutibles.

3 replies

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] de mucho tiempo (más de un año) sin pajarear con Bender Rodríguez (vease esta entrada) hoy es el día en que podemos coincidir y hacer una escapada al sur de Navarra para pasar un buen […]

  2. […] Hoy quiero además demostrar a Bender Rodríguez (ver la entrada correspondiente al día 15 de enero -y publicada el 19 de febrero-) que soy capaz de encontrar avutardas ¡ja! Hace unos años me […]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *