Primavera es una época ajetreada para el ornitólogo. Las aves se encuentran en plena actividad reproductora y debido a que se trata de un excelente momento para valorar el estado de sus poblaciones ésta resulta un momento especialmente cargada de trabajo para los pocos pajareros profesionales que nos movemos por estos campos. Son madrugones frecuentes y no pocas horas de campo pasando frío y calor en un intervalo de tiempo desconcertántemente corto. Pero para poder hacerlo hay que disfrutarlo, la única forma de superar el sacrificio que ello supone. Lo peor está aún por llegar, pues después de la parte agradable de este trabajo llegará el momento de las bases de datos y los informes… un verano a la sombra.
Esta primavera me ha tocado moverme por Valdorba, Pitillas, Santacara y Pirineo Navarro, además de varias zonas del sur de Gipuzkoa.

Intense working season this spring developing different bird monitoring projects in the center and north of Navarre and southern Gipuzkoa.