1 enero
Quedan 364 días

Hoy a las 00:00 am comenzaba el periodo en el que se pueden registrar aves a contabilizar para The Big Year 2013. A esa hora yo, como muchos otros, estaba en una fiestecilla. Pero los posteriores devenires por las calles pamplonicas me permitieron sumar las dos primeras especies para este gran reto:

1. Turdus merula
2. Erithacus rubecula

Ambos detectados de oído y, no voy a decir en plenas facultades (por motivos celebracionales evidentes), pero si con las suficientes como para buscar en mi memoria a quienes correspondían los trinos aflautados graves del primero y los pic-pic-pic del segundo.

Ya descansado y a última hora de la mañana salgo de casa con mis binoculares con intención de darle el primer empujón a mis listas (y es que participo en varias modalidades). Encamino mis pasos hacia la Ciudadela de Pamplona con la firme intención de que no se me escape el ya famoso pardillo sizerín. Por el camino voy sumando algunas especies propias de la ciudad, a saber:

3. Passer domesticus
4. Pica pica
5. Sturnus unicolor
6. Parus major

…pero cuando llego a las puertas de la Ciudadela me quedo paralizado al ver que… ¡están cerradas! Claro, uno de enero, festivo.

Después me enteré de que no fui yo el único al que le pasó este contratiempo; alguno incluso había venido desde mucho más lejos (unos 400 kilómetros, diría yo). Busqué al mencionado pajarillo por los alrededores del fuerte sin éxito, así que decidí darme un paseo por el Parque de la Taconera y las murallas al norte del Casco Viejo. Aquí fueron viéndose…

7. Motacilla alba
8. Certhia brachydactyla
9. Sturnus vulgaris
10. Turdus philomelos
11. Coccothraustes coccothraustes
12. Aegithalos caudatus
13. Streptopelia decaocto
14. Cyanistes caeruleus
15. Fringilla coelebs
16. Turdus iliacus
17. Sylvia atricapilla
18. Carduelis spinus
19. Periparus ater
20. Corvus monedula
21. Anas platyrhynchos
22. Phalacrocorax carbo
23. Gyps fulvus
24. Milvus milvus
25. Troglodytes troglodytes
26. Falco tinnunculus

Llegado a este punto comenzó a llover copiosamente. Ello y la consabida hambre derivada de una noche regada con cerveza me llevan hasta un bar para refugiarme y reponer fuerzas.

Media hora después retomo mi camino regresando a mi casa por detrás de la catedral, San Bartolomé y el Parque de la Media Luna, lo que me permitió sumar más especies:

27. Regulus regulus
28. Carduelis carduelis
29. Ciconia ciconia
30. Ardea cinerea

Finalmente bordeando el Seminario y acercandome por Lezkairu descubro la sorpresa del día. Entre la nueva urbanización sobrevive un solar con vegetación espontanea donde se ha reunido un nutrido grupo de varios centenares de fringílidos, entre ellos algunos que no siempre es fácil encontrar en la ciudad, como el pinzón real y el gorrión molinero, de los cuáles había varias decenas de ejemplares. Así pues pude añadir…

31. Fringilla montifringilla
32. Serinus serinus
33. Passer montanus
34. Carduelis cannabina
35. Chloris chloris

Todo ello me llevó unas cuatro horas, pero de auténtico goce y anticipo de lo que será un año de pajareo y disfrute.

…porque fue una sorpresa inesperada encontrarlo a sólo 300 metros de mi casa y en unas cantidades considerables. Hay que tener en cuenta que esta especie, el gorrión molinero, está sufriendo un declive importante en nuestra región y cada vez resulta más difícil encontrarlo.