3 enero
Quedan 362 días

Durante 20 años me he dedicado a visitar un humedal situado a pocos kilómetros de mi casa, lugar que me ha brindado agradables paseos y observaciones muy interesantes y placenteras. Se trata de la conocida como Balsa de Zolina, aunque su nombre correcto es más bien Balsa de Ezkoriz. Esta balsa de origen artificial se ha vuelto muy popular entre los pajareros en los últimos años debido a su proximidad a Pamplona y a que suele acoger un buen conjunto de aves que crían en el lugar o se detienen durante sus viajes migratorios.
Era cuestión de tiempo visitar este paraje para poder incluírlo como destino en mi Big Year 2013, así que esta mañana me animé para echar un vistazo y añadir algunas especies a mis listas.

Tiempo agradable, estable, y un paseo tranquilo hasta una de las laderas desde las que se puede dominar la superficie de agua. La cosa está más tranquila de lo habitual, así que las especies sumadas resultaron finalmente menos de las esperadas… ¿Dónde estaban, por ejemplo, los zampullines que se han visto últimamente? Éstos volverán tarde o temprano, no es tan grave haberlos perdido en esta ocasión, pero las gaviotas canas que aparecieron hace unos días no se dejaron ver durante mi estancia… ¿Se habrán marchado ya? Pues no, luego me entero que otro observador las vió un rato después. Una pena pues ésta es una especie muy poco habitual por estos lares.

En los campos junto a la balsa me encuentro a tres grullas comunes alimentándose: dos adultos y un joven, es decir, mama, papa y el nene. En esta iPhonecaptura vemos a uno de los progenitores.
Este alcaudón real me saludó desde un arbustillo.

Pero al fin y al cabo aparecieron otras aves que se quedarán en la relación de especies observadas:

50. Motacilla cinerea
51. Emberiza calandra
52. Galerida cristata
53. Cettia cetti
54. Emberiza cirlus
55. Grus grus
56. Sylvia undata
57. Lanius meridionalis
58. Petronia petronia
59. Chroicocephalus ridibundus
60. Anas penelope
61. Anas strepera
62. Anas clypeata
63. Anas crecca
64. Larus michahellis

La lavandera cascadeña apareció alimentándose en cerca de un montón de estiercol situado cerca del pueblo y que habitualmente atrae a numerosos pajarillos. Esta especie siempre me gustó y no esperaba verla hoy, así que ha tenido el honor de ser el pájaro del día.